Desafortunadamente el cáncer de colon y cáncer de recto son padecimientos que han ido en aumento entre la población a nivel mundial, principalmente jóvenes que han crecido con pésimos hábitos alimenticios y vida sedentaria.

Son varios los factores que influyen para el desarrollo de células cancerígenas, algunos de ellos son el consumo excesivo de carnes rojas, alcohol y grasas.

Aunque se trata de un tipo de cáncer con síntomas muy específicos, éstos suelen ser confundidos con otras enfermedades como colitis y gastritis.

La mayoría de los jóvenes ignoran los síntomas por lo que la enfermedad es detectada cuando ya es demasiado tarde. Por eso, recomendamos estar atentos a los siguientes síntomas:

1–Sangre en las heces (que puede ser de color rojo brillante u oscuro).

2–Sangrado del recto.

3–Cólicos abdominales (que no se puede explicar por un error o algo que comiste).

4–Un cambio en los movimientos intestinales, ya sea en el tiempo, la frecuencia, la forma de las heces o la cantidad de heces.

5–Constipación persistente o diarrea.

6–Pérdida de peso inexplicable.

Para reducir el riesgo de padecer esta enfermedad, se debe llevar una dieta sana, basada en frutas, verduras y fibras, disminuyendo el consumo de embutidos y carne procesada. Todo eso, acompañado siempre de la realización de deporte.







*Fuente: UPSOCL: “6 síntomas de cáncer colorrectal que no deberías ignorar, especialmente si naciste en los 90